Publicación Anterior

Entrevista a la Tata, maternidad con respeto y creatividad

Bea - 9 Mayo, 2017

Un año de aprendiz

Bea - 9 Mayo, 2017
entrevista-latata-portada
unaño-portada

Un año. Ya pasaron 365 días desde que llegaste con la luz de la mañana. A las 7:59 horas te sacaban de mi vientre para que llegarás al mundo a hacerlo más bonito, más alegre, más humano.

Me siento tan privilegiada de haber podido estar contigo durante todo este año. Mes a mes he podido asistir al espectáculo de verte crecer. No ha sido fácil para que nos vamos a engañar. He tenido momentos duros, muy duros. Me he sentido frustrada, cansada hasta la extenuación, triste y en ocasiones, sola, muy sola. Y sin embargo, no cambiaría ni un segundo de esos 365 días que hemos pasado juntas.

año-ainhoa

Un año. Ya pasaron 365 días desde que me hiciste tu mamá. 365 días en los que siento que yo no te he enseñado ni la cuarta parte de lo que tú me has enseñado a mí. Si hoy yo soy menos egoísta, menos pesimista, más humana, sin duda, es por ti.

Gracias por ser mi maestra. Gracias por elegirme.

Te quiero infinito,

Mamá

año-ainhoa-4

año

año-ainhoa-5

Hay una canción que me encanta y justo habla de lo que te escribo en esta especie de “carta virtual” que, espero llegues a leer algún día cuando seas mayor (y también espero que no me odies por ello 😛 ).

Creerás que el tiempo pasa rápido,
que el buen recuerdo puede doler,
pero has venido a recordarnos
que no es tan malo crecer.

Verás que hay días con espinas
y que puede doler vivir,
pero recuerda que cada día
el mundo amanece en ti.

Vendrá el futuro a verte cualquiera de estos días.
Y tendrás en las manos lo que nunca tuvimos:
la esperanza de un mundo con los mares azules,
sin fieros huracanes o desbordados ríos.

No habrá hombres que mueran sin panes ni milagros.
Y en la pared de enfrente leerás que alguien ha escrito
un saludo de paz, un buenos días, un pájaro
con las alas abiertas para volar sin tino.

Cuando las sombras se alarguen
y te toquen con su manos
recuerda que siempre hay alguien,
alguien que te anda buscando
para pintar el futuro,
ya ves, alguien como tú
con quien compartir el vuelo
y emborracharte de luz.

Vendrá el presente a verte con hambre de futuro,
ese mañana incierto que algún día intuimos
que tú harás cercano, más humano y abierto,
más real, más igual, más justo y más limpio.

Será obligatorio escribir poesía
y la palabra amor, como si fuera vino,
tendremos que beberla obligatoriamente
con cada trozo de pan partido y compartido.

Quise escribirte una canción
para enseñarte a vivir,
eres un recién llegado
y yo ya soy tu aprendiz.

Guardar

Guardar

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR