Publicación Anterior

5 inventos que hubiese querido tener como papá primerizo

Bea - 13 octubre, 2017
Siguiente Publicación

El juego y los espacios compartidos. Rototom Sunsplash Parte 2

Bea - 13 octubre, 2017

Rototom Sunplash, su primer festival de música

Bea - 13 octubre, 2017
inventos-portada
rototom-juego-libre
Rototom Sunsplash

Hace semanas que tenía pendiente escribir este post sobre nuestra asistencia al Rototom Sunsplash. Koky y yo somos grandes aficionados a la música. Koky toca batería y yo, aunque ya no lo hago con tanta frecuencia ni tengo formación musical, adoro cantar. Para nosotros es súper importante que la música esté presente en la vida de Ainhoa. Por eso, siempre que podemos acudimos con ella a espacios donde hayan actividades musicales, a conciertos o como en este caso, a festivales. Ya os conté nuestra primera experiencia musical juntos aquí  

Cuando recibí un email de la organización del Rototom en el que me informaban que habrían zonas infantiles en la edición de este año, la verdad que no me lo pensé. Me pareció un plan increíble para hacer juntos durante nuestras vacaciones en España. Lo mejor de todo es que mi hermana, mi cuñado y sobrino también se apuntaron. Así que disfrutamos el doble, la verdad.

 

Tengo tanto que contaros sobre el festival que no me cabría todo en un solo post. Así que he decidido dividir la crónica en dos post más un vídeo resumen que compartiré exclusivamente en nuestro canal de Youtube. En el post de hoy me centraré en contaros cómo vivimos el primer festival de música de Ainhoa (o más bien nuestro primer festival en familia)

¡Empezamos!

Después de recoger nuestras acreditaciones nos dirigimos a la entrada del festival. Lo primero que vimos al entrar fue este impresionante panel de bienvenida. Ainhoa se quedó alucinada con las letras corpóreas y sólo quería tocarlas jejeje; pero estábamos muertos de hambre (por tráfico llegamos como a las 14:00 horas) así que nos dirigimos directamente a comer.

Rototom Sunsplash

Con el estómago lleno y bien contento, nos dirigimos a la zona de niños Magicomundo. En la segunda parte de este post os mostraré detenidamente todo lo que tenía esta zona para los peques. Hoy sólo os diré que Ainhoa estaba totalmente en su salsa. En Magicomundo instalaron un increíble arenero con balanzas de madera, palas y cubos, ruedas de auto recicladas y otros elementos de juego libre. Nos lo pasamos en grande juntas mientras Koky visitaba el resto de zonas del festival para hacer fotos. Sí, en este caso, la mayor parte de las fotografías las ha hecho él y yo las he editado. Se nota su magia, ¿verdad? 😉

Rototom-5

Después del maravilloso momento de juego en el que, además, pudimos asistir a una conferencia súper interesante sobre juego y crianza (muy pronto os lo contaré en el segundo post), nos fuimos a escuchar alguno de los conciertos. En este punto del día puedo decir que la mochila portabebés me salvo la vida. Ainhoa comenzó a sentirse un poco cansada a eso de las 5 de la tarde. Me pidió brazos y teta. Así que la mochila me permitió hacer las dos cosas y al mismo tiempo seguir disfrutando de los conciertos. Y ella, por supuesto, también lo hizo. Los que me seguís en Facebook ya vistéis el bailoteo que se pegó jejeje

rototom

El ambiente del festival puedo deciros que fue increíble. Este año la temática se centraba en África bajo el lema “Celebrating Africa”. La temática ofrecía una increíble selección de artistas de reggae africanos e invitaba a vivir la cultura africana así como a reflexionar sobre agroecología, alimentación saludable y la importancia de reconectar con la naturaleza. Estos últimos puntos se podían encontrar en el espacio “Pachamama” donde ofrecían talleres de crecimiento personal, charlas sobre alimentación vegetariana y vegana así como showcookings donde se enseñaba a preparar deliciosas recetas basadas en este tipo de alimentación.

Me hubiese gustado permanecer más tiempo en este espacio pero al ir con Ainhoa y con mi sobri, la mayor parte del tiempo la pasamos en las zonas infantiles.

Rototom Sunsplash

Se respiraba una atmósfera súper sana pese al público tan heterógeneo. Por otro lado, también fue un acierto la ubicación elegida para el festival. El parque El Desierto de las Palmeras, es una joya natural de la provincia de Castellón. Es curioso que se le llame así, ya que está rodeado de árboles y pequeñas montañas como podéis observar en la imagen. Por otro lado, Benicássim posee las playas más bonitas de dicha provincia. Nos quedamos con las ganas de darnos un chapuzón, la verdad.

Rototom Sunsplash

Familias con niños y gente más joven convivíamos a la perfección en un espacio que te hace sentir en armonía con tu cuerpo y tu mente. Y todo ello, al son de la mejor música reggae

 

Rototom Sunsplash

 

Rototom Sunsplash

Rototom Sunsplash

Ainhoa estaba completamente alucinada de ver cada una de las zonas del festival. Incluso nos sorprendió lo bien que aguantó el día. En un principio no teníamos pensado quedarnos a cenar. Sin embargo, la vimos tan animada y feliz, la temperatura era tan agradable (estábamos en verano) que nos dijimos: ¿por qué no?

Cenamos en uno de los puestos de comida del festival. En este punto también debo felicitar a la organización, ya que incluyeron puestos de comida africana. De esta manera, pudimos probar la deliciosa gastronomía de este país que me muero por visitar algún día. No hicimos foto porque la peque realmente estaba hambrienta. Y cuando Ainhoa tiene hambre…no tiene espera ni para una foto de un minuto jajaja

Después de cenar, nos fuimos a disfrutar de nuestro último concierto en el festival. Ya eran las 11 de la noche y nos pareció una hora prudente para regresar a casa. Y aunque los peques estaban cansadísimos, aún querían quedarse a bailotear. ¡Vaya energía tiene este par!

Rototom Sunsplash

Nuestra primera experiencia “festivalera” con Ainhoa superó todas nuestras expectativas previas. Yo estaba segura que le iba a encantar. Pero jamás imaginé que disfrutaría tanto. Desde aquí quiero felicitar a la organización del Rototom Sunsplash por pensar en padres jóvenes como nosotros. Gracias porque adaptar este festival a los más pequeños, nos permite a las familias amantes de la música, poder compartir espacios con nuestros hijos. Así que os puedo decir que si os gusta la música, si os gustan los festivales… Rototom Sunsplash es un festival fantástico para vivirlo con vuestros peques.

Rototom Sunsplash

Nosotros deseamos repetir el próximo año. Y si regresamos, estamos convencidos de quedarnos en su zona de acampada para no perdernos nada de todo lo que este festival ofrece. La próxima semana regresamos con la segunda parte de nuestra experiencia en Rototom 2017. Pero mientras tanto si os apetece podéis dejarnos vuestros comentarios o dudas en comentarios. ¡Nos encantará leeros!

¡Feliz viernes y mejor fin de semana!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies