Publicación Anterior

El mejor Padre del mundo no necesariamente tiene que ser el mejor.

Bea - 29 marzo, 2015
Siguiente Publicación

Mother Book: El Diario de Embarazo más bonito que hayas visto nunca.

Bea - 29 marzo, 2015

Recetas del mundo: torta helada de fresas

Bea - 29 marzo, 2015
dia del padre_dave_engledow
motherbook-portada
easter greetings!-1

He tenido la suerte de  vivir en algunos países a lo largo de mi vida. Una de las cosas que más he disfrutado es descubrir la gastronomía de cada uno de ellos. Así que he pensado que a vosotros también os gustaría que en Reino Bajito os descubramos recetas del mundo para cocinar con niños o sin ellos 😛

Para inaugurar este nuevo tema  he elegido Perú (país donde vivo desde hace 1 año, por cierto)  y a uno de sus postres más populares: torta helada. Nosotros hemos hecho nuestra propia versión, con alguna variación de la receta tradicional. Pero igualmente está deliciosa y es perfecta cuando quieres preparar un postre sin utilizar el horno.

¿Nos vamos a la cocina?

Ingredientes necesarios (para un molde de 23 cm.)

Para el bizcochuelo:

3 huevos

1 taza de azúcar

1 taza y 1/4 de taza de harina

1 cucharadita y 1/4 de cucharaditas de levadura en polvo (polvo de hornear)

La receta original lleva también jugo de naranja (unos 80 ml.) por si queréis agregarle.

Para la gelatina:

1 sobre de gelatina de fresa (de 1 litro).

2 tazas de agua hirviendo

3 tazas de agua fría

200 gramos de fresas

Para el almíbar:

20 gramos de azúcar

20 ml. de agua

Para la mousse:

1 lata de leche evaporada (es un tipo de leche muy popular en Perú y en muchos países de Sudamérica para preparar postres caseros. Se llama así porque ha pasado por un proceso de evaporación en el que se elimina el 60% del agua contenida en la leche. Para los que nos leéis desde España y el resto de Europa podéis sustituirla por nata).

Gelatina de fresa (usamos la que nos sobre de la gelatina).

1 sobre de Gelatina sin sabor (colapis)

1 taza y 1/4 de taza de agua fría

Modo de Preparación: Bizcochuelo

Os recomiendo realizarlo con un día de antelación a la preparación de la receta.

Paso 1.  Separamos las yemas de las claras.

receta-torta-helada-paso1

Paso 2. Montamos las claras hasta llevarlas a punto de nieve. Es recomendable utilizar una batidora de varillas o de pedestal para que las claras se monten de forma correcta. Aunque es posible hacerlo a mano 🙂

receta-torta-helada-paso2

 Paso 3. Batimos las yemas. En un bol batimos las yemas junto al azúcar hasta que se mezclen del todo.

receta-torta-helada-paso3

Paso 4. Añadimos la harina a la mezcla resultante de los huevos. Es importante tamizar (cernir) la harina previamente e ir incorporándola poco a poco. Al mezclar los ingredientes hay que procurar hacerlo con movimientos envolventes para que el bizcocho quede esponjoso.

receta-torta-helada-paso4

Paso 5 y 6. Incorporamos las claras. Vamos añadiendo poco a poco las claras montadas a la mezcla de harina, yemas y azúcar. Echamos un poco y mezclamos con movimientos envolventes. Volvemos a echar un poco de las claras. Mezclamos nuevamente Y así hasta que acabemos de añadir todas las claras. La mezcla resultante deberá quedar homogénea, sin grumos.

receta-torta-helada-paso5

receta-torta-helada-paso6

Paso 7. Hornear el bizcochuelo. Colocamos la mezcla en un molde previamente enmantequillado. Es necesario que sea un poco más pequeño que el que usaremos para integrarlo con la gelatina y la mousse. Nosotros usamos uno de 23 cm. aproximadamente. Lo metemos en el horno precalentado. La temperatura dependerá de vuestro horno. Yo lo he horneado a unos 230 grados en un horno a gas. Probablemente, en un horno eléctrico, la temperatura deba ser de unos 180 grados. Lo dejamos hornear durante 20 minutos o hasta que esté dorado.

receta-torta-helada-paso7

Modo de Preparación: Gelatina

Paso 8. Disolver el sobre de gelatina en dos tazas de agua hirviendo. Remover con una cuchara hasta que se disuelva completamente, sin dejar grumos. Después, verter tres tazas de agua fría a la gelatina disuelta. Remover y reservar.

receta-torta-helada-paso8

Paso 9. Incorporar las fresas a la gelatina. En otro recipiente, al que habremos puesto aceite para evitar que la gelatina se quede adherida, colocaremos las fresas. Seguidamente, echamos la gelatina. No hay que echar mucha. Simplemente bastará con cubrir las fresas lo suficiente. Un dedo o dos dedos de alto bastará para formar una buena capa de gelatina. Metemos el recipiente en el frigorífico durante 5 o 10 minutos.

receta-torta-helada-paso9

Modo de Preparación: Mousse

Paso 10. Disolvemos la gelatina sin sabor o colapis en 1/4 de agua fría. Removemos y calentamos en el microondas durante sólo 15 segundos. La añadimos a la gelatina que nos sobró en el paso anterior. Removemos y agregamos una taza de agua fría. Reservamos.

receta-torta-helada-paso10

Paso 11. Licuamos la leche evaporada, previamente congelada, hasta que ya no le queden trozos de hielo. Después le echamos la gelatina que hemos reservado en el paso anterior. Lo licuamos todo hasta que se integre bien.

receta-torta-helada-paso11

Modo de Preparación: Montamos las capas de la torta

Paso 12. En el recipiente donde pusimos la gelatina y nuestras fresas, echamos el bizcochuelo. Nosotros no partimos el bizcochuelo en dos como en la receta clásica.

receta-torta-helada-paso12

Paso 13. Untamos de almíbar la base del bizcochuelo. Antes de echar la mousse, untamos el bizcochuelo con almíbar con la ayuda de un pincel culinario. Preparar almíbar es muy fácil. Tan sólo tenéis que mezclar la misma cantidad de agua que de azúcar en un cazo. Una vez hecho esto, echamos sobre la capa del bizcochuelo, una capa de mousse.

receta-torta-helada-paso13

Paso 4. Echamos el resto de la mousse. Si optáis por hacer una capa más de bizcochuelo, la única diferencia es que antes de este paso, tendréis que distribuir una capa de mousse sobre el segundo bizcochuelo. El resultado es una torta más alta.

receta-torta-helada-paso14

Enfríamos en la nevera durante toda la noche. A la hora de servir, un truco es poner el recipiente al baño maría durante unos segundos. Rápidamente volcamos sobre el plato en el que serviremos la torta. ¡Y listo!

receta-torta-helada-final

Aunque pueda parecer díficil, no lo es en absoluto. Laboriosa, sí. Pero simplemente tenemos que reservar un tiempo para prepararla. Yo me lo pasé muy bien haciéndola. Espero que os haya gustado esta riquísima receta con la que he pretendido acercaros un poquito de la deliciosa cocina peruana. Seguro que habrán más recetas.  Perú es un país tan delicioso que una receta se queda corta 😉

receta-torta-helada-final-2

¡Buen provecho y hasta la próxima receta!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies