Publicación Anterior

La música como estímulo. Entrevistamos a Esmuki

Bea - 13 abril, 2016
Siguiente Publicación

Islas Azores: un paraíso para descubrir con niños

Bea - 13 abril, 2016

Un peluche con pompones. Un DIY muy fácil y tierno

Bea - 13 abril, 2016
Islas Azores
peluche pompones

¡Hola!

¿Cómo estáis?

Este viernes ya cumplo 36 semanas de embarazo y comienzo a acusar bastante el cansancio. Eso se traduce en que llego tarde a todo, como a las publicaciones de los post. ¿En qué momento los días se hicieron más cortos aún de lo que lo eran antes? 😛

En fin que para que nos relajemos un poco a mitad de semana, hoy os traigo un DIY muy sencillo: Un peluche con pompones. ¿Recordáis que estaba en la lista de “DIYS” para hacer el año pasado? Os lo contaba aquí. Bueno, pues ha llegado un año más tarde pero ha llegado. ¡Aquí vamos!

MATERIALES NECESARIOS

– Lana del color que más os guste 

– Tela de fieltro del mismo color de la lana o uno que combine (como en mi caso) 

– Cuentas de collares para los ojos y la nariz

– Aguja e hilo 

– Cola blanca 

– Tijeras      

peluche con pompones

PASO 1: HACER LOS POMPONES 

Lo primero que necesitaremos es hacer dos pompones que compondrán el cuerpo y la cabeza del peluche, respectivamente. Para ello,   podéis utilizar una máquina de hacer tampones o podéis hacer como yo, utilizar cartón. Si optáis por esta última opción, simplemente recortar cuatro círculos de distintos diámetros (los míos fueron dos de 4,5 cm. y dos de 10 cm. ) y hacerles un agujero en medio; Seguidamente,  poner los dos cartones (cada uno con el de su tamaño) y hacerles un pequeño corte en uno de sus extremos. Esto es para que podáis meter la lana sin dificultad. Después, atamos la lana a los cartones para sujetarlos y unirlos. Y acto seguido, comenzamos a enrollar la lana alrededor hasta cubrir por completo los círculos de cartón. Completado esto, buscamos el corte que les hicimos a los cartones al principio, introducimos las tijeras y justo en el medio, entre los dos círculos de cartones, empezamos a recortar la lana hasta que lleguemos al final. Finalmente, cortamos un poco de lana y la pasamos justo por en medio de los dos círculos de cartón. Le hacemos un pequeño nudo. Ahora, separamos los dos círculos de cartón. ¡Y voilá, tendremos nuestro pompón hecho!

Repetiremos el mismo procedimiento con el resto de los pompones, dependiendo de cuántos peluches queramos hacer. 

PASO 2: RETOCAMOS NUESTROS POMPONES

Los pompones suelen salir bastante desiguales con el procedimiento de los cartones. Desconozco cómo lo hacen cuando lo hacemos con máquina, ya que nunca la he utilizado. Si alguno de vosotros la ha utilizado, me encantaría que me lo contaráis para saber. Bueno, el caso es que al salir tan desiguales se hace necesario recortar las puntas de los pompones para darle una superfície redondeada a los pompones. Armaros de paciencia, eso sí, porque yo tardé bastante en llegar a un resultado que me dejara satisfecha.

Peluche con pompones

PASO 3: PEGAMOS O COSEMOS LOS POMPONES 

Cosemos o pegamos el pompón más pequeño que será la cabeza del peluche con el más grande que será el cuerpo. A mí me resultó más fácil coser los dos pompones porque me pareció que así quedaban mucho mejor fijados un pompón con otro.

Peluche con pompones

PASO 4 : RECORTAMOS LAS OREJAS DE FIELTRO

En este caso estamos haciendo un conejito de peluche con pompones. Así que recortaremos unas orejitas con el fieltro. Como no conseguí un color parecido al de la lana, opté por fieltro de color gris que era el que más combinaba. Si optáis por hacer cualquier otro animalito, lo único que habría que hacer es dibujar la forma de las orejas de éste en cuestión.

Peluche con pompones

PASO 5: PEGAMOS O COSEMOS LAS OREJAS DE FIELTRO Y LA COLA

Una vez recortadas las orejas de nuestro conejito, las pegamos o cosemos a la cabeza. Yo nuevamente las cosí pero con cola, también se puede hacer. Después, cogemos una bolita de fieltro blanca y la cosemos o pegamos al cuerpo de nuestro peluche. 

peluche con pompones

PASO 6: PEGAMOS LOS OJOS Y LA NARIZ

Cogemos dos cuentas negras, de esas que se utilizan para collares o pulseras. Las pegamos en la cara de nuestro conejito. Tras esto, cogemos una cuenta de color blanco que nos servirá como nariz y la pegamos también con cola blanca.

Peluche con pompones

Y así obtendremos nuestro conejito o conejitos de peluche de tamaño mini, en mi caso. Aunque también se podría intentar hacerlos mucho más grandes. Todo es cuestión de experimentar y ver qué sale.

Peluche con pompones

Peluche con pompones

¡Feliz miércoles!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies