Publicación Anterior

Cuéntamelo, un homenaje a los cuentos orales

Bea - 27 octubre, 2014
Siguiente Publicación

Manualidad para Halloween con materiales reciclados

Bea - 27 octubre, 2014

Niño, vas a tener que soñar

Bea - 27 octubre, 2014
cuéntamelo-face
facebook-halloween
facebook-the-inventorsbox

Fotografías cedidas por: Museo Miba

“Somos el sueño de nuestros propios sueños…”. Mientras leo esta frase, de fondo suena el exquisito tema “El vals de Amelie” de Yann Tiersen. Y caigo en la cuenta de que: No se puede crear algo sin sentirlo. Y por ende, tampoco se puede transmitir algo, sin despertar alguna emoción en el lector.

Decido leer un poco más para seguir sintiendo:

 “Las ideas siempre estan ahí. Calladas. Educadas. Esperando en silencio a que algún día recuperemos la memoria y creamos en ellas. Ahí están, día tras día, soñando con que tarde o temprano les daremos una oportunidad para existir. Para finalmente ser”.

Al leer esto, pienso que alguien que es capaz de escribir algo tan convincente, debe haberle dado voz a muchas ideas. Ese alguien se llama Pep Torres, es inventor y su última criatura se llama
“THE INVENTOR’S BOX”.

Detrás de este nombre igual de convincente que el texto de su autor, se esconde un proyecto educativo maravilloso, que ha desarrollado junto a un equipo pedagógico. Dentro de esta caja no hay ni aburridos libros de texto ni bolis ni carpetas. Lo que encontraremos en ella, son 12 experiencias guiadas con las que los alumnos se enfrentarán a divertidos retos.

3 cajas adaptadas a cada nivel educativo

“THE INVENTOR’S BOX” presenta 3 modelos de cajas que adaptan sus contenidos al nivel educativo de los alumnos:  Infantil, Primaria y Secundaria. Cada una de ellas contiene material físico para poder realizar las distintas experiencias, un USB con material audiovisual así como un manual para el profesor. Los contenidos son todos inéditos y pensados para ser impartidos por separado y en el orden que el docente desee. Cada uno está centrado en el aprendizaje práctico de un valor. Por ejemplo, vencer el miedo, no dar nunca nada por sentado  o no rendirse jamás. Lo más interesante es que este valor lo aprenden a través de la biografía de un inventor y del propio invento del mismo. De esta manera, este proyecto educativo enseña a los niños a pensar como inventores. Leonardo Da Vinci, Elisa Graves, Narcís Monturiol, entre otros, se convierten en referentes para resolver los retos de las experiencias de “THE INVENTOR’S BOX”. Así, el aula se convierte en un espacio para la experimentación y la creatividad aplicada.  Pero no solo eso. También se convierte en un lugar donde sumar otras competencias como la autoestima,  el trabajo en equipo, el valor del esfuerzo, la confianza en uno mismo o el espíritu crítico.

Theinventorsbox-experiencia-educativa

El audio como refuerzo

Otro elemento diferenciador de “THE INVENTOR’S BOX” es la presencia constante del formato audio. La música se convierte en la banda sonora de los retos que se plantean. Cada uno de ellos viene con una playlist con la que se busca inspirar a los alumnos. Además, la voz de Pep Torres está siempre presente a través del material audiovisual contenido en las cajas. Sus comentarios al final de cada experiencia refuerzan todo lo aprendido. El sonido, como el resto de materiales de la caja, cumple una función específica y esencial. Ayuda a  transmitir de una forma clara y directa, los conocimientos que encierra cada actividad (experiencia).

theinventorsbox-experiencia-educativa-2

La oportunidad de volver a soñar

“THE INVENTOR’S BOX” es una herramienta que todo profesor debería tener. Al menos si es de esos educadores interesados en formar personas valiosas (y que se valoren) para la sociedad. Porque mirando a nuestro alrededor y al futuro, vamos a necesitarlas. Porque emponderar la creatividad de los niños y jóvenes,  hoy es una necesidad imperiosa.

Porque como dice Pep Torres:

“Nuestras ideas sueñan cada día con nosotros, aunque no lo sepamos. Nunca quisimos ser mayores por el simple hecho de ser mayores. Hacerse mayor era una simple herramienta para poder hacer realidad nuestros sueños. Ser adulto era el momento en el que materializar nuestras ideas. Pero poco a poco fuimos borrando todo esto de nuestros recuerdos.  

Ahora somos mayores, sin más, habiendo olvidado por completo para que estamos aquí. En este futuro que estamos construyendo necesitaremos, más que nunca, personas valientes que crean en sus sueños. Hombres y mujeres que conformen una sociedad capaz de recuperar las riendas de su destino. Niños y niñas que crezcan sin olvidar nunca quienes eran y dotarles de las herramientas necesarias para que puedan afrontar sin miedo cualquier reto que se propongan.

Porque las ideas siempre han estado ahí. Calladas. Educadas. Esperando en silencio a que algún día recuperemos la memoria y creamos de nuevo en ellas. A partir de hoy vamos a empezar a recordar”.

Gracias Pep y a todo tu equipo por brindarnos un proyecto como “THE INVENTOR’S BOX”.  Con ella, hoy miles de niños están soñando con lo imposible. Con ella, mañana vivirán el sueño de haberlo hecho posible. Hagamos lo imposible por hacerlo posible.

Y vosotros, ¿qué pensáis de este tipo de proyectos que impulsan la creatividad innata de los niños?

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies