Publicación Anterior

Entrevista en vídeo: Mares, educación sentida

Bea - 6 mayo, 2015
Siguiente Publicación

Un poema para las mamás peruanas por el Día de la Madre

Bea - 6 mayo, 2015

La Amazonia Peruana: el viaje que me hizo querer ser mamá

Bea - 6 mayo, 2015
mares-educacion-portada
Un poema para todas las mamás
El viaje que me hizo querer-2

La pasada Semana Santa decidimos hacer un viaje a la Amazonía Peruana. Una de las cosas que más llamó mi atención fue ver bastantes niños viajeros en este destino. Y es que debo reconocer que no me parecía un viaje para hacer con niños. Hasta ahora, claro. Es lo que más me gusta de viajar. Los viajes ponen del revés mis ideas preconcebidas y me hacen abrir la mente en todos los sentidos. Así que me desdigo a mi misma y afirmo con todas las letras que conocer  la Amazonía Peruana con tus hijos es una idea genial. 😉

Viajar es un ejercicio creativo en si mismo

 

amazonas-viajes-con-niños-13

Para los incrédulos como yo lo era, os voy a dar mis 3 razones por las que este destino debería estar en vuestra “wish list viajera”.

1) Naturaleza en estado puro para pequeños exploradores.

Aire puro, verde por todas partes, sonido de pájaros de mil colores, animales salvajes, flores exóticas… La naturaleza se siente de verdad en la Amazonía. La selva es, para mí, uno de los lugares más hermosos del planeta. Y poder compartirlo con tus pequeños debe ser, sin duda, una experiencia maravillosa. Observaba a los niños que formaban parte de nuestro grupo de viaje y los veía disfrutar con cosas tan simples como ver volar una mariposa o descubrir un animal desconocido para ellos como un tucán o un oso perezoso.

amazonas-viajes-con-niños

amazonas-viajes-con-niños-4

amazonas-viajes-con-niños-5

Ellos alimentan su curiosidad infantil. Y nosotros nos reencontramos con ella

 

2) Aprendizaje de otras formas de vida

En la Amazonía aún existen pueblos nativos que viven según sus costumbres ancestrales. Por eso, me parece una buena oportunidad para que los peques entren en contacto con otra cultura y conozcan modos de vida diferentes a la nuestra. En este sentido, me maravilló la naturalidad con que los niños observaban ese “mundo nuevo” ante sus ojos. Jugaban con los niños de las tribus, bailaban su danzas… mirando todo a su alrededor con esos ojos de niño que no ve diferencias  sino nuevos amigos con los que compartir un rato de juegos. Eso es lo que más me gusta de la infancia. Su inocencia que es realmente deliciosa sabiduría.

amazonas-viajes-con-niños-6

amazonas-viajes-con-niños-9

amazonas-viajes-con-niños-12

amazonas-viajes-con-niños-10

 3) Practicar la generosidad

Antes de emprender el viaje, nuestro guía Rafael nos avisó que podíamos donar material escolar a los niños de las tribus nativas. Son muy pobres y cosas como cuadernos o lápices son muy valiosos para ellos. Ver como aquellos niños agradecían nuestro “pequeño obsequio” me conmovió profundamente. En ese momento pensé que cuando tenga un hijo volveré a la selva para que sea él mismo quién los entregue. Y es que no creo que se pueda aprender la generosidad sin practicarla.

amazonas-viajes-con-niños-2

amazonas-viajes-con-niños-3

amazonas-viajes-con-niños-8

amazonas-viajes-con-niños-7

Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, es una nueva forma de ver las cosas

Todos los viajes me remueven por dentro. Pero la Amazonía Peruana provocó en mí algo muy distinto: disparó mi “reloj biológico” hasta el punto de desear más que nunca ser mamá. Los viajes son así de sorprendentes. Vas pensando:“Uy, este no es un viaje para hacer en familia”. Y vuelves asegurando: “Algún día volveré y seremos tres”. O cuatro”. Quién sabe… 😉

amazonas-viajes-con-niños-11

Nosotros sí volveremos esta semana con una sorpresa en forma de post para el Día de la Madre que os va a encantar.

¡Feliz Miércoles!

4 comments

  1. Beatríz me encantó el punto de vista con el que narras tu viaje, espero que tu sueño de ser mamá y poder llevar a tu peque de viaje se cumpla!!! un abrazo

  2. Me encanta lo que narras, mis papas nos llevaban mucho al campo y a la selva, para que aprendieramos a valorar al medio ambiente, desde pequeños, y por ello el amor a la naturaleza de parte de mi hermano y yo. En los lugares mas inhospitos, con fauna y flora abundante, habitados por estes seres, dueños de la naturaleza que la cuidan, con cultura y respeto hacia ella, demuestran mas humildad, que cualquiera de nosotros que vivimos en la ciudad. Es tan magico, que abrio tu motivacion, para ser mama. Simplemente hermoso!

    1. Muchas Gracias Celia por tu comentario. Sí, definitivamente, la naturaleza es más bondadosa de lo que nosotros somos con ella. Por suerte, somos muchos los que la queremos y cuidamos. ¡Un beso!

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies