Publicación Anterior

Christmas Space Festival, donde la Navidad es creativa

Bea - 24 enero, 2014
Siguiente Publicación

Prepara la ducha, llega Tericienta

Bea - 24 enero, 2014

Hora de Aventuras, una serie que querrás ver con tus hijos

Bea - 24 enero, 2014
christmas-space-festival-portada
cuento-interactivo-tericienta-educación-infantil
Finn-Hora-de-Aventuras

En Reino Bajito estamos dispuestos a demostrar qué hay  vida más allá de “Dora, la exploradora” y que, por tanto, es posible que podáis compartir contenidos que os gusten a ambos. Para comenzar con esta serie a la que hemos titulado “contenidos televisivos que querrás ver con tus hijos”, hemos elegido la genial Hora de Aventuras.

Hora-de-Aventuras-Finn y Jake

Finn y Jake. Fuente: Cartoon Network

Hora de Aventuras es una serie protagonizada por Finn un chico de 12 años y Jake un perro de 28 años con poderes y muy flexible. Ambos son amigos inseparables que viven en un país surrealista llamado “Ooo!”, nacido tras un desastre nuclear que acabó con la vida de la Tierra, haciendo que sus habitantes adoptasen formas extrañas y cambiantes. En “Ooo” suceden injusticias y también hay villanos pero ahí están  Finn y Jake para impedirlo y ayudar a todo áquel que lo necesita. Leyendo esto, a todos los que no hayáis visto la serie, seguramente os parecerá que sigue la estructura narrativa clásica de las historias de aventuras. Pero con tan sólo ver un capítulo, enseguida te das cuenta que la principal innovación de la serie reside en tres cosas:

1. La construcción de personajes absolutamente geniales, tanto los principales como los secundarios.

2. La utilización del sentido del humor como base para la creación de las situaciones “dramáticas”, las que generan la trama de cada capítulo.

3. La música cuyo estilo conjuga a la perfección con la estética visual y las historias que se relatan. El tema de la cabecera de la serie es folk y hay constantes guiños a los sonidos de videojuegos de  los 80 durante los capítulos.

Pen-Ward-Hora-de-Aventuras

Pen Ward, Creador de la serie.

El creador de esta “bizarra” serie de animación infantil es Pen Ward, un animador estadounidense de 32 años que pasó su infancia entre videojuegos de 8 bits y cómics de firmas independientes. De hecho, la influencia de los videojuegos ochenteros, por ejemplo, se percibe en la serie a través de personajes como Bemo, una gameboy que es compañera de cuarto de Finn y Jacke, y amiga incondicional de ambos. Lo interesante de esta serie es que define la personalidad de los personajes sin importar el peso que éstos tienen en la trama. Lo normal en las series infantiles es encontrar claramente definido el carácter, las virtudes y defectos del personaje principal y como mucho, el del secundario más importante que, normalmente, suele asignarse al “compañero de aventuras” del protagonista. En Hora de Aventuras, sin embargo, hallamos personajes realmente trabajados y con bastante significado subyacente. Por ejemplo,  la Princesa Llama posee unos poderes vinculados no a algo divino, sino directamente a sus propias emociones. O el Rey Hielo, el gran villano de la serie, cuya misión no es controlar el mundo, meta que suele repetirse en el género de aventura, sino que su mayor deseo es conseguir una esposa. Los personajes se salen de los estereotipos que solemos encontrar en las series televisivas y esto tiene mucho que ver con la propia forma de entender el arte de contar historias de Ward. Para él y por ende todo su equipo creativo, las historias nacen de lo que ellos desean contar, escribir o dibujar. Por eso, Hora de Aventuras es una serie orientada a niños pero que, perfectamente, pueden disfrutar los padres. Y es que tanto los personajes como las situaciones que se suceden en cada capítulo están llenas de simbolismos. Muchos de ellos o la mayoría no serán percibidos por los niños pero realmente tampoco importa demasiado, porque lo mejor de Hora de Aventuras es lo divertida que es. Nosotros somos de la opinión que los contenidos dirigidos a niños nunca deberían insultar su inteligencia sino que deberían alimentar su inagotable curiosidad y lo que es más importante, hacerles pasar un rato entretenido. Se ha “demonizado” demasiado a la televisión como transmisora de valores y comportamientos negativos pero, como en muchos otros temas, creemos que se exagera más que otra cosa. Ni todo es malo ni todo es bueno en televisión, hay de todo y por eso, es importante ser críticos tanto con lo que ven los niños como con lo que nosotros también consumimos.

princesa-llama-hora-de-aventuras

Princesa Llama. Fuente: Cartoon Network

Beemo-Hora-de-Aventuras

Bemo. Fuente: Cartoon Network

Regresando al análisis de la serie que es lo que nos ocupa, nosotros sólo tenemos buenas palabras para ella. Nos parece un auténtico canto a la imaginación cuyo principal acierto es utilizar un lenguaje cercano a los niños para que éstos se identifiquen con los personajes. Otro aspecto que merece alabanzas por nuestra parte es la habilidad que tienen sus guionistas para jugar con el surrealismo sin dejar que la historia se impregne totalmente de él. Nos explicamos. Las historias, aparentemente, pueden caer en el absurdo de forma constante, si bien en ellas subyacen temas positivos para los niños como el amor, la amistad y la valentía, virtud que claramente se muestra en cada capítulo como el mejor instrumento para vencer todas las dificultades. No hay moralejas explícitas y se agradecen. Éstas se muestran a través de las acciones cargadas de humor con grandes dosis de ironía y sorpresa. Y cómo se agradece cuando una historia no es previsible, cuando ves en pantalla escenarios y personajes que podrían perfectamente haber sido creados por un niño. Porque Hora de Aventuras es eso. Un homenaje a la creatividad sin límites de los niños. Quizá el motivo de por qué los adultos no vemos dibujos animados con nuestros hijos sea el exceso de infantilismo que observamos en muchos de ellos. Quizá ya nos hemos olvidado de que a la fantasía no se le pueden cortar las alas del mismo modo que no se puede sobreproteger a los niños hasta el punto de que pierdan lo más valioso que tienen: su imaginación. A propósito de la imaginación, aquí os dejamos uno de los sketches de esta serie en la que de una manera genial, nos muestran los efectos nocivos de perder tan “magnífico poder”.

                          

Y después de desmontar nosotros a Hora de Aventuras, nos gustaría que vosotros también lo hicieséis. Y mejor si contradecís todo lo que hemos dicho en las anteriores líneas. Podéis dejarnos vuestros comentarios aquí o en nuestro Facebook

¿Debatimos? 😉

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies